jueves, 23 de octubre de 2014

Elvezia... Fundadora del Museo de la Mujer Aviadora Argentina

No hay muchos museos dedicados a la mujer como contenido monográfico. El tratamiento de lo femenino en la museología es un hecho pendiente.
Los museos que muestran contenidos monográficos responden a la necesidad de mostrar elementos específicos del tema objeto de análisis científico e histórico. Es de destacar que en la ciudad de Córdoba, se ha generado un espacio recientemente, y éste es: El Espacio Cultural MUMU: Museo de las Mujeres,que fue inaugurado el 28 marzo de 2011,y  funciona en el antiguo edificio de El Panal.

Lo femenino es un planteamiento que abarca multitud de variantes y enfoques museológicos diferentes.  La decisión de incluir un área de género, en el museo, debería ser, para intentar difundir un conocimiento más preciso y riguroso de cómo las diferencias y las semejanzas biológicas entre varones y mujeres,han sido hasta el momento,la base sobre la cual se ha estructurado toda la sociedad.  Se hace entonces,necesario generar un discurso museológico por el cual podamos entender el papel desempeñado por la mujer, más específicamente, en la actividad aeronáutica.

Es por ese motivo que intentaremos “colaborar para completar ese vacío” compartiendo con ustedes, el tratamiento que sobre el tema, hizo la Prof. Verónica María Ferraris, Secretaria Técnica  Del Museo Universitario de Tecnología Aeroespacial de Córdoba, que inspirada por el encuentro muy sentido con Elvezia Irma Alarcón, y los aportes que recibió de  la familia de María del Carmen Ferrer Serrano,  primera piloto civil cordobesa;  se dedicó a la creativa y respetuosa tarea de ofrecer una solución museológica sobre el contenido de género y en especial, el de lo femenino.


Elvezia Irma Alarcón,  fue piloto civil desde el año 1948 y fundadora del Museo de la Mujer Aviadora Argentina -que funcionó en el Aeródromo Coronel Olmedo. 

Ella fue la artífice y madre de este Pequeño Museo[1].
Desde su infancia en Alta Gracia, Elvezia soñaba con volar.
“Toda la vida quise volar. Era chica, veía un avión y me daba desesperación, me preguntaba: ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Por qué?. Cuando volé por primera vez, mi instructor, Luis María Uboldi, me preguntó por qué iba tan callada, a lo cual respondí: esto no es nuevo para mí, lo he vivido en un sueño”.
En aquella época, los instructores de pilotos civiles, no impartían demasiados conocimientos técnicos a sus alumnos, y éstos subían directamente al avión.
Rindió su examen en un avión Pipper, en Coronel Olmedo.

Cuando le preguntaban por sus referentes en la aviación femenina, revelaba su admiración por la legendaria aviadora Carola Lorenzini: “A Carola nadie la supera, tenía una disposición innata, era una persona que llevaba adentro el deseo de la acrobacia que es muy difícil”.
Al referirse a Myriam Stefford, la destacó como la iniciadora del raid de unir todas las provincias argentinas.
Con gran cariño, también se refirió, en aquella entrevista,  a la Primera egresada de la Escuela de Aviación Militar, Alférez Da. Débora Pontecorvo, a quien años atrás, le entregó el Título Honorífico de “Abanderada del Museo de la Mujer Aviadora Argentina”.[2]

Museo Universitario de Tecnología Aeroespacial de Córdoba
Además de su vocación por el vuelo, Elvezia se dedicó a la pintura artística. Motivo de ello, cuando dona a éste Museo su buzo de vuelo, lo hace junto a un maniquí, trabajado artesanalmente por ella misma, con gran dedicación, tal vez queriendo dejar en cada pincelada parte de su propia historia. Difícil por cierto, como ha sido la de todos los que incursionaron en una actividad joven y riesgosa como es el vuelo, con la adición del silencio social que en general, quedaron estas mujeres.

Los museos tienen una enorme responsabilidad formativa universal. La Prof. Verónica María Ferraris, ha asumido el firme compromiso de invitar a la  reflexión a sus visitantes sobre el conocimiento necesario para que todos nosotros  nos podamos apropiar de éstos hechos y personas que han participado apasionadamente en el mundo de la aviación.

Su objetivo es que, a través de los relatos y del patrimonio histórico, que cobijan los museos, tengamos una mayor conciencia para poder, entre todos,   hacer de este mundo un lugar mejor para vivir en igualdad.

El objetivo será siempre el mismo: humanizar – hacer que los hombres y mujeres seamos mejores personas, más respetuosas después de conocer el bagaje de tantos otros que nos han precedido, y se constituyan para todos nosotros, en una propuesta ejemplar.

 Lic. Susana Moreno
Oficina de Género
L.A.M.





Fuente consultada: http://evemuseografia.com/2014/04/28/museos-y-mujeres/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.