viernes, 17 de abril de 2015

Instituto Antártico Argentino y Apoyo logístico.

El IAA  fue fundado el 17 de abril de  1951, y hasta hace muy poco tiempo,  sus equipos de trabajo estaban diseminados en universidades y museos.
El ministro de Ciencia, Lino Barañao; se refirió a la mirada que solía tenerse sobre la investigación en la Antártida y explicó que esa visión ha cambiado en los últimos años. 

"Es muy importante que la Argentina asuma la misión de llevar adelante investigaciones científicas relacionadas con el cambio climático y que pueda salvaguardar a su vez al continente blanco", subrayó.[1]

La F.A.A. tiene como misión, respecto a ésta tarea: alcanzar y mantener la capacidad logística y técnica que permita brindar apoyo a las actividades de investigación científica de instituciones nacionales, extranjeras e internacionales que se realicen en el continente antártico.

Con una base, que lleva el nombre de uno de los pioneros de la Fuerza Aérea en las operaciones Antárticas, el Vicecomodoro Gustavo Marambio, fue fundada el 29 de octubre de 1969.  La acción del arma en la zona se remonta al 1º de diciembre de 1951, cuando un avión Avro Lincoln designado "Cruz del Sur", al mando del Vicecomodoro Marambio, atraviesa el temible Pasaje de Drake y se interna en el Continente Blanco para efectuar lanzamiento de elementos de supervivencia en la Base General San Martín. Siguieron a este vuelo otros de reconocimiento, exploración, glaciológicos, búsqueda y rescate, fotografía, apoyo a la navegación, traslado de cargas y evacuación.  Vendría luego la creación de la Base Aérea Teniente Matienzo y los vuelos transpolares para unir nuestro país con Oceanía.

La posibilidad de quebrar el aislamiento de las bases antárticas argentinas instaladas en el sector, llevó a tomar la decisión de localizar un lugar apto para construir una pista de aterrizaje que permitiera operar aviones con tren convencional de ruedas. A fines de julio de 1969 comenzaron las tareas de reconocimiento que llevaron a elegir la meseta como asentamiento de la Base Aérea.[2]
Con el paso del tiempo y la incorporación de las  mujeres en la Fuerza Aérea,
Se fueron adiestrando destacadas mujeres, entre ellas:  la primera mujer que anevizó en la Antártida: Teniente Mariela Santamaría, cumpliendo funciones de enlace y abastecimiento logístico entre las bases antárticas.
Teniente Santamaría. Escuadrón Aguila
La Teniente, Mariela Santamaría, teniendo tan solo 27 años, fue destinada a la Base Marambio y protagonizó un hecho histórico; que es el  realizar el primer anevizaje en Jubany y Esperanza llevando provisiones para las bases y encomiendas para el personal.
Es la primera mujer piloto de su escuadrón y la segunda piloto de la Fuerza Aérea Argentina, que en el año 2011 cumplió la campaña antártica de tres/ cuatro meses. Su destino principal  estaba fijado en la base de Comodoro Rivadavia.
Entre otras cosas la Teniente, Mariela Santamaría  comentó que la convivencia en la base  fue amena y la dotación: excelente,  que era posible trabajar en equipo” y añadió que como experiencia profesional fue muy enriquecedora.[3]


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.