jueves, 30 de julio de 2015

Un día como éste pero de 1912....

Un día como éste: 10 de agosto,  pero de 1912 el presidente de la República Argentina, Dr. Roque Sáenz Peña crea mediante un decreto la Escuela de Aviación Militar.
Esta escuela surgió de la iniciativa de los primeros aficionados argentinos. Entre ellos, un joven aviador civil llamado Jorge Newbery, fue quien se ofreció para adiestrar a los oficiales y mediante una colecta compró los primeros aparatos militares.
En realidad la aviación en nuestro país surgió como un deporte que practicaban unos pocos que querían cruzar el Río de la Plata o la Cordillera de los Andes en globo o en avión.
En 1954 se estableció esta fecha como “Día de la Fuerza Aérea Argentina”, reconociéndose a la Escuela de Aviación Militar (ubicada en El Palomar, Provincia de Buenos Aires) como la primera unidad aérea militar de nuestro país.
Hechos que contribuyeron a la creación de la Escuela de Aviación Militar, que fue el origen de la Fuerza Aérea Argentina
  • 1845: el primer aeronauta conocido de Latinoamérica, el argentino José María Flores asciende en globo en países de la costa del Pacífico.
    http://mx.tuhistory.com/
  • 1854: El Dr. Guillermo Rawson realiza estudios científicos del vuelo de los cóndores y de las aves, como aplicación a resolver la imposibilidad de la navegación aérea.
  • 1864: El 24 de junio se concretó la primera ascensión aerostática en el país, sobre la actual Plaza de Mayo. La logró el ciudadano norteamericano Gibbons Wells.
  • 1866: Se emplea un globo con objetivos militares durante la Guerra de la Triple Alianza contra el Paraguay.
  • 1887: El 18 de septiembre, concretando la primera ascensión aerostática que une a dos naciones sudamericanas, el español Esteban Martínez cruza el río Uruguay entre Salto (Uruguay) y Concordia (Argentina), en un globo de aire caliente.
  • 1894: Se publica la primera novela de ciencia-ficción aérea, titulada "La Luna habitada, el futuro del hombre". Autor: el argentino Damián Menéndez.


1907: El origen de la Aeronáutica Argentina es la hazaña que llevan a cabo Aarón de Anchorena y Jorge Newbery, a bordo del globo “Pampero” uniendo el actual Campo de Polo de Buenos Aires con el departamento uruguayo de Colonia, sobrevolando el Río de la Plata.


1908: el 13 de enero se funda el Aero Club Argentino, uno de los primeros del mundo y cuna indiscutida de las aviaciones civil y militar del país.



  • Por esa época, en los países más evolucionados del hemisferio norte se comienza a experimentar el vuelo mecánico.
  • El 17 de diciembre de 1903, los hermanos estadounidenses Wilbur y Orville Wright lograron la gloria de haber realizado el primer vuelo mecánico del mundo.
  • 1910: llegan a nuestro país reconocidos aviadores extranjeros. El 30 de enero el italiano Ricardo Ponzelli concretó el primer vuelo argentino. Esta experiencia tuvo una gran aceptación en nuestro pueblo. El 23 de marzo se inaugura el primer aeródromo en Villa Lugano, que era uno de los objetivos del Aero Club Argentino.
Profesores y alumnos del Primer Curso de la Esc.Militar de Aviación, en El Palomar
  • 1912: el 10 de agosto se crea la Escuela de Aviación Militar, origen de la Fuerza Aérea Argentina.1
  • Una mención especial merecen, aquellas mujeres que se animaron también,  a la riegosa actividad del vuelo! Recordaremos, en ésta nota a Carola Lorenzini (en verdad, Carolina Elena Lorenzini) quién obtuvo en 1933 su carnet de piloto de Aviador Civil.


En 1935 batió el record de altura (más de 5300 metros, sin oxígeno auxiliar). 
En 1940 unió en un raid aeronáutico las (entonces) catorce provincias argentinas. 
Famosa por su destreza para el looping invertido –una acrobacia extrema a la que sólo se le animaba otro aviador, su maestro Santiago Germanó– Lorenzini abrió caminos para todas las mujeres que aspiraban al vértigo y a la altura. 

Dos de sus sucesoras inmediatas fueron María Angélica Medina (10 mil horas de vuelo) y Luisa Quiroga (45 años de experiencia como piloto), ambas miembros activos de la Organización Femenina de Aeronavegantes (Orfea).

Hubo otras intrépidas mujeres que se recibieron de aviadoras en su época. Con el paso del tiempo, se dedicaron de lleno a sus familias. 
Carolina, y Santiago Germanó eran los únicos dos que hacían un tipo de looping de riesgo. Germanó llegaba a rematar la acrobacia levantando un sombrero o un pañuelo del suelo. 

Carola, quiso ser piloto comercial y hacer acrobacias, y eso fue muy importante para aquellas mujeres que decidieron seguir sus pasos. 

A todos aquellos hombres y mujeres que con su pasión por el vuelo, promovieron y afianzaron el surgimiento de Nuestra Institución, expresamos nuestra admiración y respeto.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.