jueves, 17 de noviembre de 2016

Día Internacional contra la Violencia de Género

El Día Internacional contra la Violencia de Género propone actividades con el fin de llamar la atención a la sociedad acerca de estas preocupantes cuestiones de género.
 
Las palabras de ánimo, de apoyo y de concienciación no solo son importantes para aquellas mujeres que han sufrido este tipo de violencia, también nos sirven para unirnos a todos en esta lucha.
Algunas han sido pronunciadas por figuras influyentes, como Ban Ki-moon, Secretario General de Naciones Unidas: "La igualdad de las mujeres y las niñas constituye también un imperativo económico y social. Hasta que no se logre liberar a las mujeres y las niñas de la pobreza y la injusticia, todos nuestros objetivos: la paz, la seguridad, el desarrollo sostenible, correrán peligro".
Otras por personajes históricos, como Martin Luther King: “La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve”; “La no violencia guía a la ética superior, la cuál es la meta de toda evolución. Hasta que dejemos de dañar otros seres vivos, seguimos siendo salvajes.”-Thomas A. Edison.
La CAMPAÑA UNETE propone para poner fin a la violencia contra las mujeres, profundizar la voluntad política e incrementar los recursos a fin de prevenir y dar respuesta a todas las formas de violencia contra mujeres y niñas, en todo el mundo. Con una serie de iniciativas a nivel mundial, regional y nacional, la campaña ÚNETE, quiere movilizar a individuos y comunidades. Además de apoyar a las organizaciones de mujeres, también busca incluir a hombres, jóvenes, celebridades, deportistas y muchos más.
Los desafíos para lograr la igualdad sustantiva entre varones y mujeres en nuestro país son múltiples, pero están siendo abordados, mediante la promoción de programas específicos para el empoderamiento económico, como el denominado “Ellas Hacen”, al cual se le ha dado continuidad ampliándolo y profundizándolo para alcanzar a más colectivos de mujeres, así como la implementación del nuevo Programa Nacional de Primera Infancia (Decreto 574/2016), concebido desde una perspectiva de género para promover espacios de cuidado y facilitar el acceso de las mujeres al mercado laboral; entre otras medidas que apuntan a garantizar los derechos consagrados en los Artículos 11 y 13 de la Convención”.[1]

La CEDAW, Es la Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer (CEDAW son sus siglas en inglés), aprobada por Naciones Unidas en 1979 y ratificada por 189 países, el 97.9% de los existentes, entre ellos Argentina, que la ratificó el 15 de julio de 1985 y la dotó de jerarquía constitucional con la reforma a la Carta Magna en 1994. La Convención establece la conformación de un comité de expertos/as que, a título personal examinan el cumplimiento de las disposiciones del tratado en todos los Estados que lo han ratificado mediante la presentación de informes periódicos cada cuatro años.
Entretanto, el programa Ellas Hacen, es una iniciativa enmarcada en el programa Ingreso Social con Trabajo “Argentina Trabaja”. Está destinada a 100 mil mujeres, para que puedan formar parte de una cooperativa y trabajar para mejorar sus barrios, capacitarse, y terminar sus estudios primarios y/o secundarios. Ellas Hacen dará prioridad a aquellas que atraviesan una situación de mayor vulnerabilidad, como madres con tres o más hijos y/o con hijos con discapacidad, y las mujeres víctimas de violencia de género.
 
También mencionaremos que, en un acto realizado en el Edificio Libertador, sede del Ministerio de Defensa de la Nación, el Ministro Julio Martínez firmó el acta de compromiso “Hombre por la Igualdad”[2], que se enmarca en una iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas, por la cual se comprometió a profundizar las políticas de acción para garantizar la igualdad entre hombres y mujeres, luchar contra la violencia de género y promover los derechos femeninos dentro de las Fuerzas Armadas.
 “Tenemos una realidad que es cada vez más tangible dentro de nuestras fuerzas, donde cada vez es mayor la cantidad de mujeres que forman parte de las mismas, y se pretende satisfacer las necesidades de aquellas mujeres que han decidido servir a la Patria. No se trata solo de firmar, sino de comprometerse y hacer, siempre hay cuestiones por mejorar, y estamos en ese camino. Este es nuestro trabajo, nuestro compromiso.[3]


[2] El acta de compromiso “Hombre por la Igualdad” firmada en el Ministerio de Defensa forma parte de la campaña “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres”, organizada por el secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, con el objetivo de movilizar a hombres líderes de distintos ámbitos, a todos los gobiernos y a la sociedad en la promoción de los derechos femeninos y avanzar así en la prevención y erradicación de la violencia de género a nivel global.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Jornada Seminario Violencia de Género

El día 15 de septiembre tuvo lugar en la Aula Magna del INSTITUTO UNIVERSITARIO AERONÁUTICO, el II Seminario sobre Violencia de Género, con el objetivo de difundir la problemática de la violencia de género, su identificación y prevención.

Las actividades se iniciaron a partir de las 9.00 hs. con la apertura del Seminario a cargo del Sr. Com. Ramón V. Ibañez Lopez.


El mismo contó con la disertación de destacados profesionales que investigan y transmiten estos saberes concernientes al Género y a la durísima realidad de la violencia  en sus más diversas facetas: laboral y familiar, desde la más encriptada hasta la más cruda que se expresa en el maltrato físico.



En esta jornada  contó con la participación del personal militar y civil de las Oficinas de Género y de las Oficinas de Violencia Intrafamiliar de la Fuerza Aérea Argentina. También disertaron: el Pbro. Sergio Fochesato, Lic. Silvia Boccardo y Lic. Gloria Almada.

La Lic. Graciela Moreno, integrante de la Oficina de Violencia intrafamiliar de Córdoba, expuso acerca del Maltrato infantil, Violencia sexual y la Cámara Gessell.



Luego de un intervalo, el Com.Guillermo W.Saenz, y la Com. Elizabeth Sotelo expusieron acerca de la "Creación de las Oficinas de Género y de Violencia Intrafamiliar en las F.F.AA. sus tareas, funciones y normativas vigentes.


“Las oficinas de género, están conformadas por equipos  interdisciplinarios de profesionales militares y civiles, abogados, asistentes sociales, psicólogos con amplia capacitación en género, que brinda atención a todo el personal que acude para recibir asesoramiento, garantizando un tratamiento reservado de la información. 

Analizan y evalúan las distintas situaciones que se desprenden de la inserción de las mujeres en la carrera militar”.

“Fundamentalmente estas Oficinas constituyen un espacio de reencauzamiento para la solución de conflictos en que se vea afectado el desarrollo laboral y profesional de las personas en razón de género, articulando acciones para prevenir, detectar y erradicar violencias o abusos de esta índole, dando curso a través de las instancias competentes a las actuaciones de justicia y demás acciones pertinentes a los efectos de procurar el inmediato cese del perjuicio.

La Fuerza Aérea cuenta con  oficinas de género en Buenos Aires, Córdoba, y Liceo Aeronáutico Militar ."


También se refirieron acerca de uso del protocolo de atención que se utiliza en el Departamento Género, como en el Departamento de Violencia intrafamiliar.
Por el área de Violencia intrafamiliar expuso  la Vcom Cristina Malpartida (médica).

El departamento violencia intrafamiliar, tiene asiento en Edificio Cóndor. Cuenta con tres lugares para recepción de atención de los casos: Casa Ucof  “Palomar”, en el Hospital Aeronáutico Central y el Hospital Aeronáutico Córdoba sito en Av. Colón 450 1er Piso Oficina COPREARVV.

El teléfono es: 0351-4298800 interno 39141  y el e-Mail: violenciafamiliar_hacba@faa.mil.ar / cristinamalpartida@faa.mil.ar

La actividad estuvo organizada por la Secretaria de Extensión IUA a cargo del Com.Pablo Carusillo, y el Comité de Género de la Guarnición Aérea Córdoba.

lunes, 11 de julio de 2016

Desfile del Bicentenario del 9 de Julio.


En este día, se conmemora la firma de la Declaración de Independencia de la Argentina: en la casa de Francisca Bazán de Laguna, declarada en 1941 Monumento Histórico Nacional.


La decisión fue tomada por el Congreso de Tucumán, que sesionó en la ciudad de San Miguel de Tucumán de las entonces Provincias Unidas del Río de la Plata, por la cual el país proclamó su independencia política de la monarquía española y renunció también a toda dominación extranjera.


El Bicentenario de la Independencia constituye un momento de nuestra historia para reflexionar y re-visitar los escenarios que permitieron concretar y conquistar sueños culturales, y sociales, que dejaron huellas profundas en la memoria colectiva y en la organización de nuestra Nación.  


Los desfiles organizados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires contaron con la participación de los veteranos de Malvinas  que emocionaron a todos los presentes allí reunidos.El recorrido comenzó en Avenida del Libertador, entre Salguero y Dorrego, continuó por Libertador y Casares, donde se encontraba el palco oficial, y finalizó en el Campo Argentino de Polo. 

Al son de la Marcha “Malvinas Argentinas”, un centenar de agrupaciones de Veteranos de Malvinas realizaron su ovacionado paso, símbolo del reconocimiento nacional por su participación en el Conflicto del Atlántico Sur. Entre ellos, la Federación de Veteranos de Malvinas de la provincia de Buenos Aires, la Casa del Veterano de Guerra de la República Argentina y ex combatientes del Ejército y de la Armada.

Por parte de la Institución, encabezó la formación de veteranos el ex titular de la Dirección Malvinas e Islas del Atlántico Sur, comodoro mayor “VGM” Alejandro Vergara, acompañado por el suboficial del Estado Mayor, suboficial mayor “VGM” Celso González.

El abanderado que portó nuestra enseña patria fue el oficial más antiguo que voló en Malvinas como navegador de aviones Hércules C-130, comodoro “VGM” (R) Roberto Mela, siendo sus escoltas, el suboficial mayor “VGM” (R) Gerardo Farias y el suboficial principal “VGM” (R) Roberto Carabajal.


A continuación, marcharon con orgullo y la frente en alto oficiales, suboficiales, soldados conscriptos y civiles de las Asociaciones Bahía Agradable, Pilotos de Caza y Ataque, Pilotos y Tripulantes de Helicópteros, Tripulantes de Transporte Aéreo; el Escuadrón Fénix; radaristas del Grupo 2 VyCA; médicos, enfermeros y soldados en Malvinas “Conejo Alado”; enfermeras de la Fuerza Aérea Sur; pilotos y mecánicos civiles del Grupo AR 707 Vuelos Secretos; ex integrantes del Grupo de Operaciones Especiales, de Artillería Antiaérea, Comunicaciones y de la Red de Observadores Aéreos; soldados de Asociaciones de veteranos de Río Gallegos y de la IX Brigada Aérea Comodoro Rivadavia.1


A medida que los veteranos caminaban frente al palco, las autoridades los aplaudían y el público los vivaba al grito de "héroes", mientras podían leerse en los estandartes los lugares de procedencia de los ex combatientes.2

El evento fue organizado por el Ministerio de Defensa.


Nota: Es una excelente oportunidad, esta conmemoración, para recordar, la diferencia entre la Revolución de Mayo y la Declaración de la Independencia. En 1810 estas tierras dependían de España. Como el rey legítimo de ese país había caído preso y el pueblo español resistía a los usurpadores franceses, un grupo de hombres de Buenos Aires, la capital del Virreinato del Río de la Plata, decidió sustituir al virrey por una junta de gobierno, con el compromiso de pedir luego opinión a otras ciudades. En 1816 la situación era diferente. El antiguo virreinato ya se perfilaba como un nuevo país. Desde 1813 contaba con bandera, himno y moneda propios. En 1816 se declaró formalmente la Independencia: representantes procedentes de diferentes provincias declararon la independencia del rey Fernando VII de España y de toda otra dominación extranjera.3


1http://www.noticiasenvuelo.faa.mil.ar/articulos.asp?idn=1696
2http://www.clarin.com/sociedad/veteranos-Malvinas-emocionaron-desfile-Bicentenario_0_1610239109.html
3http://repositorio.santillana.com.ar/bicentenario/diariosantillana.pdf


miércoles, 1 de junio de 2016

Marcha: NI UNA MENOS

El día viernes 3 de Junio a las 17 hs. frente al CONGRESO DE LA NACIÓN, invitamos a participar de la marcha: "Ni una menos"




Allí estarán presentes personal de la Dirección Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, Dirección de Políticas de Género para la organización de la participación del Ministerio de Defensa y las respectivas fuerzas.

Este 3 de junio hay un compromiso contra este tipo de violencia dispuesto a sostenerse en el tiempo. “Por un lado, esta propuesta no partió de un grupo cerrado sino que se buscó heterogeneidad, transversalidad y "hacer pie en lo que nos une"

Hace un año la movilización reclamó la implementación de la Ley 25.485. Es decir,  la puesta en marcha de políticas públicas, presupuesto adecuado, creación de refugios, patrocinio jurídico de las víctimas, medidas de prevención y cuidado efectivas”.

El sábado 14 de mayo fue la primera reunión en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y se repitieron en los sábados siguientes. La convocatoria volverá a concentrarse principalmente frente al Congreso de la Nación y diversos puntos centrales en todo el país

viernes, 22 de abril de 2016

Gigante en el Aire

No todas las pasiones se heredan, algunas se llevan en el alma desde la infancia; expresa la Capitana Mariela Santamaría “Siempre me gustaron los aviones. De chica iba una vez al año a las jornadas a puertas abiertas en la Base de Morón. Veía los despegues y quedaba fascinada”, recuerda ...
Queremos compartir con uds. el artículo periodístico del diario Clarín, con el nombre “Gigante en el aire: la única mujer argentina que pilotea un Hércules”.

Historia: Mariela Santamaría, capitana de la Fuerza Aérea, trabaja en la Base de El Palomar. Es la primera en volar el enorme avión de transporte.

martes, 12 de abril de 2016

Fueron verdaderas testigos del dolor más crudo


El día 2 de abril, "Día a Día", de la ciudad de Córdoba, publicó en su versión digital una entrevista a UNA VETERANA DE GUERRA DE MALVINAS. Dicha nota estuvo a cargo de Lucía Pairola

         En esa publicación  desarrolla la actividad que realizaron nuestras veteranas aeronáuticas, quienes se habían desempeñado como enfermeras e instrumentistas atendiendo y sanando cientos de heridas de los soldados desplegados en Malvinas. Transcribimos parte de las expresiones vertidas en la misma: 

              La veterana de guerra    entrevistada fue Stella Maris Botta, quién  como casi todas ellas, calló  por  años, un poco para olvidar y   otro  poco  por  ser olvidada. Es cordobesa, oriunda de Villa María, y como otras enfermeras de la Fuerza Aérea sirvió al país en la Guerra de Malvinas.




            “No sabíamos mucho, éramos algo inconscientes, con temores e ideales. Pero lo que sabíamos era que teníamos que ir a cuidar y ayudar a los compatriotas”, trató de describir Stella por qué dio el “si” a ser voluntaria 34 años atrás. Llena la mesa de fotos y la historia comienza a desandarse, con la misma delicadeza con la que se limpia una herida que duele.

          Tiene 56 años, está casada y disfruta de sus tres hijos. Hace muy poco que comenzó a compartir lo que vivió: “Fuimos más que enfermeras. Fuimos madres, hermanas y amigas”, reconoce mientras junto a Día a Día rasga el escudo que la protegió del horror: “No le conté ni a mis hijos. Yo soy así: lo que me duele lo tapo y sigo adelante. También descubro que me faltan palabras para relatar eso que sucedió”. Sueño y pesadilla. 

         Formó parte de las primeras promociones de mujeres en la Fuerza Aérea Argentina –  institución pionera en incorporar al sexo femenino entre sus filas–. “Siempre quise ser soldado, pero era imposible para nosotras. Entonces estudié enfermería y sin querer fue la puerta que me abrió el sueño”, comparte.
Y pasado el tiempo, viviendo en Córdoba en mayo del ‘82 llegó la inesperada convocatoria: “El corazón me latía muy fuerte y el Comodoro nos preguntó quién quería ir a la guerra. Viendo que nadie decía nada, yo respondí que sí”, cuenta Stella.

            Ella reconoce haber experimentado una mezcla de felicidad con ingenuidad: ”Yo sólo pensaba en mi sueño, pero nunca me imaginé lo que era vivir de verdad una guerra”, confiesa.
Y así, con sólo 23 años se embarcó hacia la zona de conflicto en el Hospital Reubicable de la Fuerza Aérea Argentina en Comodoro Rivadavia. “Vivíamos en tinieblas, sin luz porque evitábamos los bombardeos. Cuidábamos nuestra vida y la de los soldados heridos”, describe Stella.

          Recuerda que tenía la función de recibir en el hangar a los soldados trasladados en aviones para ser atendidos. “Curamos muchas heridas físicas pero nada se comparaba con la heridas del alma, el miedo y la soledad”.
A su regreso, como todas las mujeres de Malvinas, quedó en el silencio y en el olvido. Ellas sufrieron los mismos problemas que los hombres, las pesadillas, el estrés post traumático y el abandono.

                         Ellas han sido esa dulzura invisible que salvó a muchos del terror en medio del dolor.

          Stella Maris Botta tiene 56 años. Se recibió de enfermera en el Profesorado Gabriela Mistral de Villa María. Ingresó a la Fuerza Aérea Argentina hasta 1982. Actualmente sigue sirviendo como personal civil.
En el 2012 se unió a la misión de los Cascos Azules en Haití para ofrecer sus servicios como enfermera.
Sueña con volver a viajar.[1]

martes, 8 de marzo de 2016

Diversas actividades culturales y artísticas conmemoran el Día de la Mujer.

La tradición de conmemorar un día para reivindicar la igualdad de derechos de la mujer es centenaria.

Exposiciones, charlas, foros, visitas guiadas y conciertos serán parte de una grilla que se desarrollará a lo largo de toda la semana, en la ciudad de Córdoba, con la intención de recordar un nuevo aniversario del 8 de marzo.

La idea de un día internacional de la mujer surgió a finales del siglo XIX, pero fueron distintos sucesos en el siglo XX los que han derivado en la conmemoración que conocemos hoy. Uno de ellos, quizá el más simbólico pero no el único, se produjo el 25 de marzo de 1911, cuando unas 149 personas, la mayoría mujeres murieron en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York. El suceso reveló las penosas condiciones en las que trabajaban las mujeres, muchas de ellas inmigrantes y muy pobres.

En 1910, la Internacional Socialista proclamó el Día Internacional de la Mujer para reivindicar el sufragio femenino, la no discriminación laboral, el acceso a la educación, y otros derechos fundamentales.


Las mujeres que desean incorporarse en la actualidad, en las Fuerzas Armadas,  son recibidas por una institución que comprendió que la apertura a su ingreso es una condición necesaria pero no suficiente para garantizar la permanencia del personal femenino".
La presencia femenina actual es de un 14% del total de efectivos. Son exactamente 10.227 mujeres, distribuidas del siguiente modo: 5054 revistan en el Ejército; 2614 en la Armada; y 2259 en la Fuerza Aérea. Además, el 23% de los aspirantes a los institutos militares son mujeres.

Algunos logros podrían considerarse  "históricos", y es ésta  una conmemoración que lo valida, como la derogación, en 2011, de la veda al ingreso de las mujeres a las armas de Infantería y Caballería, la designación de edecanas presidenciales y la conmemoración en el ámbito de las FF AA del Día de la No Violencia contra las Mujeres. Además, a fines de 2013 y por cuarta vez consecutiva, un grupo de diez mujeres de las tres armas participó del Encuentro Nacional de Mujeres, aportando sus experiencias a la sociedad desde una perspectiva poco conocida para el mundo civil.

"El compromiso asumido por aquellos hombres y mujeres de armas que han sabido apoyar y trabajar en pos de la igualdad de los géneros en un ámbito tan particular como son las Fuerzas Armadas permitió comenzar a amalgamar el pasado con un futuro mucho más  inclusivo para todos los ciudadanos".[1]




[1] Fuentes consultadas: 
http://www.lmcordoba.com.ar/nota/230069_diversas-actividades-culturales-y-artisticas-conmemoran-el-dia-de-la-mujer.
http://elpais.com/elpais/2016/03/08/actualidad/1457391656_822617.html
Mazzotta, Cecilia. http://www.cadenaba.com.ar/nota.php?Id=23069