miércoles, 26 de agosto de 2015

Navegadores Militares para la FAA

La función del  navegad@r en una aeronave, implica, entre otras tareas: la verificación de  la navegación aérea y la ruta de vuelo seguida. 

Para su tarea, se basan en la determinación de la posición del aparato, ya sea de forma visual o mediante la determinación de la trayectoria.


Esto es posible gracias a los conocimientos de la ruta seguida, el tiempo transcurrido y la velocidad de desplazamiento.

Los navegadores se sirven asimismo de las llamadas ayudas a la navegación de tipo: radioeléctrico, de radar y sistemas electrónicos automáticos.

Además, son los responsables de asesorar al comandante en la toma de decisiones en cuanto a la misión o tarea a cumplimentar.

El Curso para Navegadores,  abarca tres áreas:

1º) Instrucción Teórica:
Consiste en clases teóricas que se imparten en el aula.

2º) Instrucción Práctica en tierra:
Consiste en ejercicios de navegación, llevando a la práctica en vuelos simulados los conocimientos adquiridos en la Instrucción Teórica.

3º) Instrucción Practica en Vuelo:
Consiste en la aplicación en vuelo de los conocimientos adquiridos en las dos áreas anteriores, para las prácticas en vuelo el material aéreo a emplear son los aviones HERCULES C - 130.[1]


La  primera mujer navegadora de la Fuerza Aérea Argentina, fue: Alférez Da. Silvina Andrea NAVARRO, quién egresó de la E.A.M, en noviembre de 2007, siendo, a la fecha del presente artículo: Primer Teniente.

El curso de CNM en el que, la misma  se capacitó, integraba  la promoción XXVII, y sus alumnos fueron:

Alférez D. Marcelo Enrique ALBA FEHRMANN
Alférez D. Gerardo Daniel BARBERAN
Alférez Da. Silvina Andrea NAVARRO
Alférez D. Matías Marcelo LUNA

Habiendo culminado satisfactoriamente el mismo en el año 2009,  recibieron el brevet correspondiente.

En EE.UU., desde septiembre de 2004 los navegadores empezaron a formarse con una nueva denominación, son los Oficiales de Sistemas de Combate (CSO).
En el Reino Unido, desde abril de 2003, los navegadores y oficiales de guerra electrónica son los nuevos Oficiales de Sistemas de Armas (WSO).
En 2006, Canadá y Francia reformaban la formación de estos oficiales por haberse quedado obsoleta y, concretamente en Canadá, desde 2009 son los Oficiales de Sistemas de Combate Aéreos (ACSO).

En líneas generales, la formación del nuevo Navegador Oficial de Sistemas aúna lo mejor de las tres categorías del antiguo navegador, y desarrolla un nuevo oficial táctico especializado en los sistemas del avión, que posee una alta capacidad para el empleo de sistemas avanzados de navegación y de comunicaciones, la gestión y empleo de los sistemas de armas, así como también la gestión y desarrollo de la Guerra Electrónica.[2]

miércoles, 19 de agosto de 2015

Es nuestro: el PUCARÁ……


El FMA IA-58 Pucará (en quechua, ‘fortaleza’) es un bimotor turbohélice de diseño y construcción argentina (designación Fábrica Militar de Aviones), que voló por primera vez el 20 de agosto de 1969.

Está diseñado para operar en pequeñas, y no necesariamente preparadas  pistas de tierra, en posiciones de combate adelantadas.[1]
El Pucará  resulta muy eficaz para trabar combate contra helicópteros, cuando éstos carecen de cobertura aérea, aunque no está capacitado para luchar contra aeronaves a reacción.
El nombre Pucará está relacionado con la gran cantidad de armamento que puede cargar, entre las ametralladoras, cañones y las tres fijaciones para armamento externo (2 bajo las alas y 1 bajo el fuselaje).
Su tren de aterrizaje permite operación normal aún en pistas de tierra. Prueba de ello fue la actividad del Pucará en Malvinas desde las tres bases aéreas, dos de ellas con pista de tierra (Bases Cóndor y Calderón)[2]
Durante el conflicto desempeñaron misiones de exploración, apoyo cercano a las tropas que combatían en Darwin, escolta armada de helicópteros, exploración marítima y ataque a posiciones de artillería en apoyo a tropas del Ejército, además de haber logrado el único derribo aire-aire de la FAA de la guerra, al dar cuenta de un helicóptero Scout.[3]
Cabe preguntarse como un avión a hélice para el combate actual puede durar tanto como concepto y que además se invierta en su modernización. La respuesta está en que la principal fuerza aérea del mundo y otras más están regresando al concepto del apoyo cercano a las tropas con aviones a turbohélice.
La USAF ha lanzado el concurso LAS (Light Air Support) que se trata de una competencia por suministrar una aeronave de ataque ligero a las fuerzas armadas de Estados Unidos y los tres concursantes son aeronaves a turbohélice, ex entrenadores transformados en aviones de ataque ligero . Se comenta que la propia Boeing antes de decidirse por patrocinar al Bronco, estuvo de visita en FAdeA mirando el Pucará a fin de rastrear la posibilidad de volver a fabricarlo.
En la década del setenta, Uruguay analizó la necesidad de modernizar su material de combate. Casi obvia, fue  la selección del FMA IA-58A Pucará, debido al nivel de compromiso que existía entre los gobiernos de Argentina y Uruguay, además de contar con una buena financiación y la posibilidad de contar con los aparatos de manera casi inmediata.
El 12 de noviembre de 1980 se firma el contrato de compra, el cual incluían seis aviones (con opción a dos más), entrenamiento, repuestos, mantenimiento inicial y armamento lanzable. Siendo el destino de estos aparatos el Grupo de Aviación N° 1 con asiento en Durazno.


Una distinción que tienen los Pucara de las FAU es la de contar con personal femenino dentro de los pilotos que lo vuelan, siendo Carolina Arévalo la primer mujer en tener el mando de un IA-58.[4]
Carolina Arévalo, de 22 años, emprendió su vuelo de “bautismo” en un I-A 58 Pucará. [5]
Junto a otra joven uruguaya,  se convirtieron en las primeras mujeres piloto de combate de América Latina, tras egresar de la Escuela Militar de Aeronáutica (EMA) en el año 2000 y luego de pasar dos años recibiendo instrucción en esa especialidad.[i] Ellas son;Carolina Arévalo y  María Eugenia Etcheverry.
Compartimos con orgullo que el vuelo de bautismo de Carolina, haya sido con un avión de fabricación argentina!



[i] Las fotografías son de la revista "Galería"; 20 junio 2002 .
En la fotografía aparecen la Alférez (Aviador) Carolina Arévalo (n. 1980; foto principal) y la Alférez (Aviador) María Eugenia Etcheverry (n. 1976; detalle), las dos primeras mujeres egresadas de la Escuela Militar de Aeronáutica en diciembre del año 2000 (ingresaron en 1998).